VOLVER A LA LISTA

 

 

 

CÓMO COMPRAR

 

 

 

WC recording studio

 

OTROS GENEROS

 

CAN-TO-BAR

 

 

envíos al interior

 y al exterior


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SOMOS LOS ILUSOS

 

 

 

 

SIN DEMO AÚN

 

(recitado)
Pará un cachito...
no me digas que vos también
sos uno de esos giles
que se traga cualquier verso,
caídos del catre
de esos que creen
que hay que pagarle al sastre
que aunque cosiendo sea un desastre.
De esos que respetan las luces de los semáforos
y se ubican mal en los espectáculos
porque no tienen le cancha necesaria como para
giñar un ojo a tiempo.
De esos románticos que el día les alcanza
hasta para cruzar una plaza,
escribir algo de amor
o llevar una flor a la casa.
Querés que te diga, sos un gil,
sos un dulce, sos un honesto.
Vení pateá para allá,
sos uno de los nuestros.

(canto)
Fuimos los primeros en dar la seña
para comprar un tranvía lleno de fantasía,
de esos que vienen con una antena
para sintonizar a Dios en Nochebuena.
Fuimos los primeros en dar los datos,
llenamos los cupones, enviamos los retratos
y recibimos, a vuelta de correo,
dos pasajes al sol en un mateo.

Ilusos nos llamaron, ¿Te acordás?,
del Club de Admiradores de la Paz.
Bobos, fuimos bobos. Siempre nos quisimos.
Bobos, fuimos porque nunca nos mentimos,
bobos entre lobos y al final... crecimos.

(recitado)
Pará un cachito,
no me digas que vos también te tragaste el cuento,
ese de los monitos subacuáticos.
Esos que nacían de la nada
y hasta tenían biogte y se multiplicaban.
Los chicos compran ternura, pero al final
nada les dura...
¿Querés que te diga? ¡Sos un otario!...
Vení, pateá para allá... ya somos varios.

(canto)
Fuimos los primeros que descendimos
en ese mundo nuevo, color domingo,
en donde nos abrieron bancos de ilusiones
y depositamos sueños en todos los buzones.
Fuimos los primeros de los que fueron
tomados por idiotas, de tan sinceros.
Y sin embargo ahora, mirá que bien lo hicimos,
que de las uvas muertas nacen racimos.

Ilusos nos llamaron, ¿Te acordás?,
del Club de Admiradores de la Paz.
Bobos, fuimos bobos. Siempre nos quisimos.
Bobos, fuimos porque nunca nada nos pedimos,
bobos entre lobos y al final... crecimos.